UNA PRENDA, MUCHOS USOS




Es normal verla de poliéster, algodón o seda, aunque una hecha de oro hace un par de años sorprendió a todo el mundo. La antimanchas es toda una novedad; y con una de fuerza el gran Houdini hacía uno de sus más famosos trucos. Es esencial a la hora de vestir y puede ser usada desde en un domingo de parrillada, hasta en ocasiones en las que se requiere vestimenta de etiqueta. Esta prenda es: la camisa.

Las primeras camisas se ponían pasándolas por la cabeza, tal cual como se hace con una franela, pues al principio eran consideradas como piezas de ropa interior, es decir, se usaban por debajo de otras prendas, siendo el cuello su única parte visible. Algunos expertos en historia de la moda han manifestado que fue creada en el siglo V a.C. para que fueran utilizadas por los trabajadores.

En el siglo XIX, se consideraba que una camisa blanca era un símbolo de distinción. Únicamente las personas adineradas se podían dar el lujo de que fuera lavada constantemente para mantenerla impecable. Es por ello que se dio la aparición del cuello postizo, así se podía limpiar ese elemento de la vestimenta sin tener que hacer lo mismo con el resto de la prenda. Más adelante, cuando se crearon las camisas de colores oscuros, estampadas y a rayas, quienes formaban parte de las clases sociales altas mantenían el blanco en sus puños y cuellos para tratar de diferenciarse.

El registro más antiguo de una camisa abotonada proviene de Inglaterra a finales del siglo XIX, manufacturada por la casa Brown, Davis & Co. Más adelante, en los años veinte, comenzó la moda button down, caracterizada por tener en la prenda dos botones pequeños sosteniendo su cuello en la parte delantera. Fue diseñada así para montar a caballo, de tal forma que este elemento de la pieza de vestuario no se moviera al rebotar sobre el lomo del animal al jugar polo; por lo cual, se hizo famosa entre los jugadores de esta práctica deportiva.

Actualmente existen distintos tipos de camisas para diferentes ocasiones. Tenemos las formales las cuales se usan con saco, traje o prendas de etiqueta; y las informales, pensadas para ser utilizadas solas o bajo prendas deportivas y que, frecuentemente, tienen botones en el cuello. Si hablamos de su confección pueden ser de seda, algodón, poliéster, entre otras telas; y si nos referimos a su diseño o color, podemos encontrarlas lisas o planas, a rayas y estampadas.

En los últimos tiempos, se han creado camisas con características especiales para hacer la vida más fácil. Tal es el caso de aquella que no necesita ser lavada ni planchada en 100 días, diseñada por la marca Wool & Prince. Para hacer una prueba de su resistencia, se seleccionaron 15 hombres de todo el mundo que la usaron por 100 días continuos en diferentes actividades, como hacer deportes, trabajar o ir de fiesta. Al final del plazo la pieza estaba en perfectas condiciones: sin una arruga, mancha de sudor o marca de deterioro, y con aroma a limpio.

Pero la invención de camisas innovadoras no se ha limitado al segmento masculino, pues también existe una para damas que no se mancha, creada por Elizabeth & Clarke. Es blanca y a prueba de cualquier mancha con base acuosa o aceitosa que pueda interferir en la vida cotidiana de una mujer ocupada, como café, vino, mostaza, salsa de tomate y hasta chocolate. La prenda puede repeler las manchas durante un periodo entre uno y varios años, dependiendo de cómo se use y del número de veces que se lave, pues el sudor no se adhiere a ella.

En el mundo también se encuentran camisas hechas de materiales que comúnmente no se utilizan para confeccionarlas, como la famosa camisa de oro creada para Datta Phuge, mejor conocido como "el hombre dorado". El ciudadano de la India adora el metal precioso y esta prenda de 3,3 kilos con un valor de un cuarto de millón de dólares, muestra "a lo grande" su amor por el dorado mineral.

A la hora de usar una camisa, puedes tomar en cuenta los siguientes consejos: una formal debe ir por dentro del pantalón y caer ligeramente sobre el cinturón; la que tiene pinzas verticales por detrás solo se utiliza en ocasiones informales; asegúrate de que la prenda sea del tamaño adecuado para tu cuerpo, ni muy grande ni muy pegada y que te permita moverte con facilidad. Si estás en la búsqueda de una camisa hecha con los mejores materiales y un diseño de calidad, no dudes en visitar nuestra sección de camisas y mirar la variedad de productos que Uniformes 23-48 tiene para ofrecerte.

Fuente: Uniformes 23-48



Uniformes 23-48 es una empresa dedicada a la confección y suministro al mayor de prendas de vestir para personal de cualquier tipo de empresa, institución u organización. Con más de diez años de experiencia en la fabricación de uniformes industriales, los productos de Uniformes 23-48 se caracterizan por estar fabricados con una excelente materia prima, una impecable confección, el mejor bordado de la región, un alto control de calidad y una gran producción diaria; además de una amplia variedad de telas, diseños y modelos.